«Durante el viaje Piccinetti charló con los policías de cosas de su vida»

Publicado el: 13 septiembre, 2019

Durante cuatro meses estuvieron pendientes de él. Una unidad especial recabó todos los datos de Luis Rafael Piccinetti para poder dar con su paradero. Cruces de datos en las redes sociales para armar una hipótesis definitiva. Esta se sostuvo en las últimos días a partir de un dato que entregaron a los investigadores testigos eventuales que situaban al polémico profesor en Bolivia. Luego de avisar a Interpol, dos policías de esa división lo interceptaron en una calle de Cochabamba, Bolivia. El no opuso resistencia en ningún momento. Así se terminaba la aventura en la clandestinidad del profesor de aerobics que burló a la Justicia tucumana durante  años.

En un fuerte operativo de seguridad, Piccinetti fue trasladado a Tucumán. En Cochabamba vivió con una identidad falsa. Con un documento de identidad argentina. Allí se llamaba Luis Oscar Ponce y se presume que quienes lo frecuentaban no sabían absolutamente nada de su vinculación con el crimen del agricultor José Salas. Llegó poco después de las 18.30 a la División Homicidios y Delitos Complejos. A ese lugar llegó su hijo también, profundamente angustiado. 

Un dato clave para encontrarlo

«Recibimos informaciones importantes de manera anónima. Después de fugarse se habría marchado de inmediato a Bolivia. Allí formó pareja con una mujer de nacionalidad boliviana. No podemos dar su nombre por convenios internacionales«, explicó, Eugenio Aguero Gamboa, coordinador del ECIF.  Por ahora, no se sabe si el informante reclamó la recompensa que se daba por cualquier dato del prófugo.

¿Cómo fue posible su fuga? Los investigadores creen que al tomar la decisión de fugarse rápidamente y al no pesar una orden de captura a su nombre pudo pasar por la frontera sin problemas. Aunque no se descarta que haya utilizado una identidad falsa para poder salir del país. 

«Durante todo el trayecto se comportó muy bien. Recién este viernes le informamos quienes éramos nosotros. Le dijimos que íbamos a hacer un viaje tranquilo. El aceptó. Charló con los otros policías sobre aspectos de su vida», explicó el funcionario judicial.

«Estamos investigando si pasó allí todos estos años. Cómo construyó toda su nueva historia de vida. Es algo que aún debemos profundizar», reconoció uno de los voceros del Ministerio Público Fiscal, a cargo de la logística del procedimiento de traslado del presunto homicida que estuvo prófugo de la Justicia tucumana en los últimos años.

«Nos monitoreó personal de la Policía y de Gendarmería. Se trataba de un procedimiento importante. La división Homicidios colaboró con la logística del traslado. Creemos que hicimos un operativo importante», finalizó .

Please follow and like us:

Deja un comentario