El dramático entorno familiar de Erica y el posible hecho que explicaría el crimen de la nena

Publicado el: 4 julio, 2020

Aunque parezca mentira, la investigación de la nena que ingresó sin vida a la guardia del Hospital Avellaneda con signos de haber sufrido golpes en todo su cuerpo se encamina a la hipótesis principal de un homicidio que tiene como principales acusados a sus abuelos. Incluso los pesquisas sospechan que la pequeña, además de haber sido maltratada pudiera haber sufrido desnutrición. Más allá de eso, un informe preliminar forense indica que la niña podría haber muerto tras recibir un fuerte golpe en la cabeza. 

El estado de abandono en el que habría estado la pequeña empieza a ser corroborado por los investigadores que, supervisados por la fiscal Adriana Giannoni, llevaron a cabo una meticulosa inspección en la vivienda en la que Erica vivía una pesadilla como víctima sistemática de maltrato.

La primera versión entregada por el abuelo de la pequeña sostenía que la niña había sufrido un desvanecimiento y que «su problema de un aparente malestar de salud vinculado con su comportamiento», según la descripción del abuelo que hoy es investigado había obligado a que recurriera «a una curandera». El entorno familiar dramático de la niña estaba compuesto por la madre, quien tenía problemas de adicción y estaba en situación de calle.

Otras dos niñas y dos tíos de Erica son intensamente buscados para intentar componer el cuadro de investigación que indique lo que pasó con la niña.

 

Deja un comentario

(0381) 156806263
San Martín 462